lunes, 26 de diciembre de 2011


 
Prendido, a tu botella vacía Esa que antes, siempre tuvo gusto a nada Apretando los dedos, agarrandomé Dándole mi vida, a ese paraavalanchas. Cuando era niño, y conocí el Estadio Azteca Me quedé duro, me aplastó ver al gigante De grandeme volvió a pasar lo mismo Pero ya estaba duro mucho antes. Dicen que hay, dicen que hay 
Un mundo de tentaciones También hay caramelos Con forma de corazones.   Dicen que hay bueno malo, Dicen que hay más o menos Dicen que hay algo que tener Y no muchos tenemos, Y no muchos tenemos. Prendido a tu botella vacía Esa que antes siempre tuvo gusto a nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario